Boletín Extraordinario Decreto 176 de 2021 – Por el cual se determinan las reglas aplicables a las reuniones de asambleas o juntas de socios del máximo órgano social de personas jurídicas que, en virtud de lo señalado en el párrafo transitorio del artículo 6 de la Ley 2069 de 2020, se reúnan durante el año 2021.

El pasado 23 de febrero de 2021 el Presidente de la República expidió el Decreto 176 de 2021 (el “Decreto”) por medio del cual se establecieron normas aplicables a las reuniones de asamblea o juntas de socios de personas jurídicas durante 2021, incluyendo las siguientes:

1. Reuniones pendientes del año 2020: Las asambleas o juntas de socios ordinarias pendientes que correspondieran al año contable 2019 deberán llevarse a cabo a más tardar el 31 de marzo 2021. En caso contrario, los accionistas o socios podrán reunirse por derecho propio el primer día de abril según las normas mercantiles.

La reunión ordinaria pendiente podrá celebrarse conjuntamente con la correspondiente al año 2021. En esta sesión se deberán agotar primer los asuntos del ejercicio del 2019 y luego los asuntos del 2020; y garantizar el derecho de inspección, el cual podrá ejercerse dentro del mismo término.

2. Reuniones ordinarias del año 2021: Serán realizadas de conformidad con los plazos y reglas previstas en el artículo 422 del Código de Comercio. Estas podrán celebrarse de forma presencial, no presenciales o mixtas, para lo cual se aplicarán las normas establecidas en el Decreto 398 de 2020 sobre reuniones no presenciales o mixtas. Para estas, se deberá permitir el ejercicio del derecho de inspección de los asociados; incluso a través del uso de medios tecnológicos.

3. Imposibilidad de celebrar la reunión por derecho propio: Cuando sea imposible desplazarse al domicilio principal de una sociedad o al lugar de residencia de los asociados, por alguna medida adoptada por autoridades públicas para mitigar los efectos del COVID-19, para celebrar una reunión por derecho propio en el primer día hábil de abril de 2021, cualquier asociado podrá solicitarle a la superintendencia que vigile a la sociedad que ordene al administrador o al revisor fiscal que convoque a una reunión en la que se agoten los temas de la reunión ordinaria y en la cual se aplicarán las reglas previstas para las reuniones por derecho propio.

Esta solicitud deberá presentarse dentro de los treinta días siguientes a la fecha de la reunión que no se pudo realizar; se podrá presentar por los canales de atención presencial o virtual y deberá contener el NIT de la sociedad, los datos del solicitante y la manifestación de que no se pudo celebrar dicha reunión. En caso de que no sea posible celebrar la reunión por derecho propio, esta no se realizará.

4. Incumplimiento de los deberes de convocar a una reunión ordinaria y permitir el ejercicio del derecho de inspección: Los administradores que no convoquen a una reunión ordinaria del máximo órgano social o no permitan el ejercicio del derecho de inspección podrán ser sancionados o removidos de sus cargos por la entidad competente. El incumplimiento de la orden de convocar acarreará la imposición de las sanciones aplicables.

5. Aplicación extensiva a otras personas jurídicas: estas normas se aplicarán extensivamente a otras personas jurídicas en lo que fuere aplicable según sus normas propias y especiales. Esto incluye a las asambleas en las propiedades horizontales, siempre y cuando se respete las normas establecidas para cada modalidad de reunión (presencial o no presencial) previstas en la Ley 675 de 2001.

Quedamos atentos a cualquier asistencia que requieran en relación con lo aquí dispuesto. Para este fin, podrán contactar a Jaime Moya (jmoya@goh.law) o Natalia Suárez (nsuarez@goh.law).

La anterior información se ofrece como un servicio de información a nuestros clientes y no constituye asesoría legal.